El viejo y las botas texanas…

Un hombre de la tercera edad, pasa por una tienda de calzado y ve unas estupendas botas texanas como siempre las había deseado. Sin pensarlo por un instante entra a la tienda y compra las botas.
    Al llegar a casa se coloca las botas, se presenta ante su esposa y le dice:
    —Vieja, ¿notas algo diferente en mi?
    La señora  se acomoda las gafas, lo observa detenidamente y contesta:
—¿Diferente? no, nada…
    Decepcionado el hombre vuelve a la habitación, se desnuda completamente pero dejándose puestas las botas, y pregunta de nuevo a su esposa:
    —Ahora si, ¿notas algo diferente?
    La señora lo mira de nuevo y con la mayor indiferencia el responde:
    —¿Diferente?nada… lo tienes colgando hacia abajo como siempre; como estaba estaba ayer y como estará mañana.
    Enojado el hombre le grita a su esposa:
    —¿Y sabes porqué esta colgando hacia abajo hoy más que nunca?
    —No, no lo se…
    —Él está colgando hacia abajo ¡PORQUE ESTÁ MIRANDO MIS BOTAS NUEVAS!
    —Ah, ¿y él mira tus cosas nuevas? —pregunta la esposa en tono burlón.
    —¡Si, el si mira mis cosas nuevas! —dice iracundo el señor.
La señora lo mira, reflexiona y dice:
    —Entonces deberías haberte comprado un sombrero nuevo,  ¡¡¡SI SEÑOR, UN SOMBRERO NUEVO!!!
Comente usando o facebook: