Hay que usar lo que se tiene…

Después de que nació el bebé, el padre, muy afligido, fue a hablar con el obstetra y le dice:
– Señor doctor, estoy muy preocupado porque mi hija nació con el cabello rojo. ¡No puede ser mía, yo tengo el pelo negro y mi mujer tambien…!
-¡Qué disparate! dijo el médico. Aunque usted y su mujer tengan cabello negro, pueden tener cabello rojo en los genes de sus familias.
-No es posible!- insistió el padre- Ambas familias han tenido cabello negro desde hace muchas generaciones.
-Bien, dice el médico, tengo que preguntar… ¿Con qué frecuencia usted y su mujer practican el se xo?
El hombre, avergonzado, respondió:
– Bueno… Este año he andado cansado de tanto trabajar y la verdad es que segun lo recuerdo creo que sólo lo hicimos una o dos veces en los últimos meses.
-Entonces… ahí está la razón- dice el médico confiado- ¡SEGURO QUE ES ÓXIDO!

Comente usando o facebook: