Hay cosas que influyen mucho…

Un marinero algo ignorante que llevaba varios años en alta mar vuelve a su hogar y descubre sorprendido que tiene un hijo negriito. Debido a que el era totalmente blanco le pregunta a su esposa muy enojado:
– ¿Pero Maria… cómo es posible que tengamos un hijo negr0 si yo soy blanco y tu también?
La mujer ya tenia estudiada una escusa que aun que no era muy buena, fue la mejor que se le ocurrió:
– Verás Juan, como no tenía leche para alimentar el bebe, tuve que buscarme una mujer para que  amamantara al niño, y como ella era negra, el niño se puso de ese color.
El marinero escuchó la escusa y se lo calló, pero no del todo convencido, decide ir a consultarlo con su madre que entendia más del asunto, le cuenta la historia y la madre responde:
– Claro que puede ser hijo, fíjate por ejemplo en ti mismo, de pequeño te di leche de vaca, y mira que peazo cueernos te están saliendo, gilipollaaaas!!

Comente usando o facebook: