Una viejecita y sus grandes bolsas…

Una vieja estaba caminando por la calle, arrastrando dos grandes bolsas plásticas de basura, una en cada mano. Una de las bolsas tenia un hueco y de vez en cuando un billete de 20 euros salía de la bolsa y caía al suelo. Viendo esto, un policía la para y le dice:

– Señora, hay billetes de 20 euros saliéndose de esa bolsa y ya le han caido otros.
– Caramba dice la viejita, “Tengo que volverme para recoger los billetes, gracias por avisarme”.
– Un momentito, dice el policía… no tan rápido. ¿De dónde sacó usted todo ese dinero? ¿Se lo ha robado?
– Oh no, dice la viejita, el terreno de atrás de mi casa, da para el estacionamiento del estadio de fútbol, y cada vez que hay un partido y los hinchas quieren orinar, antes de entrar o salir del estadio, ellos se paran enfrente de los arbustos que dan para mi casa, y orinan en mis flores que acabo de sembrar
Entonces, yo me paro detrás de los arbustos con unas tijeras bien grandes, y cada vez que alguien se pone en los arbustos para orinar, yo le digo:
¡Deme 20 euros ó se lo corto!
Dice el policía,
– ¡”Oiga no está mala la idea” Buena suerte!
Y dígame, ¿ qué hay en la otra bolsa?
– Bueno,-  dice la viejita – ¡¡No todos pagan!!

Comente usando o facebook: